Search This Blog

Tuesday, June 3, 2014

La Independencia Colombiana y La Revolución Inexorable de América Latina

Si los seres humanos logran sobrevivir hasta los comienzos del siglo 22, lo cual, salvo algo milagroso, no parece ser muy probable, existe la posibilidad de que este siglo sea visto en retrospectiva como una batalla mundial entre dos sistemas políticos y económicos.

Estos dos sistemas son el capitalismo, un sistema que destruye la capacidad a la planeta de sostener la vida, un sistema que nos conducirá a la extinción y que esta basado en la búsqueda incesante de riqueza personal por encima de los intereses de todos los seres, donde el éxito se mide por la cantidad de riqueza y posesiones que se logre adquirir durante la vida. El otro es el socialismo, un sistema económico/político que tiene como núcleo principio la satisfacción de las necesidades humanas en lugar de la codicia.

La idea de que el socialismo y la democracia son incompatibles es una falsedad que ha sido propagado por el gobierno de los Estados Unidos y sus propietarios por el mundo entero durante décadas con la ayuda de los medios de comunicación quienes son dueños partidarios del negocio capitalista de riesgo lucrativo conocido como el gobierno de los EE.UU.

Es un gobierno que, a diferencia de los gobiernos totalitarios de otras epocas mas lejanas, gobierna por medio del engaño masivo de sus propios ciudadanos.

Varios países de Europa e incluso varios en América Latina están demostrando que la democracia y el socialismo no son excluyentes el uno del otro. Es un sistema político y económico que saca lo mejor de ambos mundos para formar un sistema hibrido con la potencia de crear un mundo más humano, más civil, con la esperanza, aunque sea una esperanza remota, de salvar la planeta también.

Lo que sera mejor para Colombia es arrancar y sacar categóricamente el gobierno de EE.UU. de su país y comenzar la marcha hacia la creación de un sistema político y económico que resultará mucho más favorable a sus ciudadanos más vulnerables, que incluyen mucho mas que 30 millones de los 47 millones de los habitantes en el país, de las cuales muchos sufran de una pobreza extrema y devastador.

Hay un grupo pequeño de elites que son los que logran mantener casi la totalidad de las riquezas del país por sí mismo después de que los EE.UU. y sus intereses consiguen su parte.


La guerra civil colombiano, que ha durado más de cinco décadas es, en realidad, una guerra contra la insurgencia para prevenir el progreso y el desarrollo del país hacia un país más justo en cuanto a la justicia social y económica. Es una guerra de la oligarquía en contra de su propia población con el objetivo de perpetuar el saqueo del país indefinidamente a favor de los Estados Unidos y los dueños del mundo.

Por esta razón, cualquier líder con el valor, la capacidad y la buena fortuna de moverse marcadamente hacia la izquierda en apoyo de los ciudadanos más pobres de Colombia es un paso en una dirección mas justa y correcta.

De los dos candidatos presidenciales restantes, el actual presidente, Juan Manuel Santos, ha mostrado un fuerte deseo de buscar la paz con el grupo de izquierda más importante del país, el FARC, un grupo cuyos estrategias y acciones también han sido problemáticas pero no al nivel que los esfuerzas militares de Colombia ni los paramilitares cuyas acciones han sido devastadoras por decadas y quienes son los verdaderos responsables de iniciar el conflicto en el primer lugar.


Por el otro lado, no veo ninguna de estas cualidades en su oponente, Oscar Iván Zuluaga y tengo graves preocupaciones en cuanto a sus intenciones hacia los ciudadanos más vulnerables de Colombia.

El problema muy común que tiene el Presidente Santos es que las esperanzas del pueblo se desvanecen con facilidad cuando un presidente en ejercicio no se realiza resultados de acuerdo con las altas expectativas de un pueblo. Como resultado, la ciudadanía se vuelve muy ansiosa para negociar un cambio de liderazgo, cualquier cambio, a pesar de que ese impulso para el cambio a menudo provocara un resultado muy lejos de ser favorable.

La elección mucho más prudente en esta situación es para el pueblo colombiano a quedarse con su actual dirección en la ausencia de un gran cambio radical que realmente demanda esta situación, un cambio, a propósito, esperado ansiosamente por más de cinco siglos, desde la llegada de los Conquistadores Españoles al pais en el ano 1499.

Por cierto se demanda un cambio radical en Colombia que todavía no se ha sido realizado a pesar del grito colectivo de la gran mayoría de sus ciudadanos que quedan en gran parte invisibles, desconocidos y marginados por las elites del país.

Colombia se ha visto afectada por una guerra civil de décadas de duración que ha sido fomentada por los Estados Unidos y largamente sostenida para el apoyo del actual gobierno que ha estado más que dispuesto a hacer su voluntad por décadas.

En pocas palabras, el gobierno de EE.UU. seguirá apoyando al gobierno actual y lo brindara armas militares bajo el disfraz velada que estas armas son vitales para librar una guerra contra las drogas que no tiene fin y que fue fundada en una falsa premisa desde su principio.

El fin de la guerra contra las drogas no llegara hasta que los estadounidenses mismos se deciden no usar las drogas o se legaliza el uso de las drogas. Para lograr el primer propósito, hay que educar a la población norteamericana desde los primeros días de escuela primaria con una campana potente. Por mi parte, me gustaría ver ambas opciones realizadas en mi país, una combinación de estrategias que podrán existir en harmonía, una con la otra.

En Portugal la descriminalización de las drogas ha reducido el número de adictos a la heroína en un cincuenta por ciento sin resultar en ningunos de los problemas presumidos que los detractores de estas policías anticipaban antes de la promulgación de las leyes nuevas.

El sistema Portugués ya tiene más de una década en existencia con resultados muy favorables. Los beneficios de la legalización son demasiadas numerosas para listar aquí, pero este escritor propone que una parte del dinero ganado por los impuestos realizados por el uso de las drogas se podría utilizar para una campaña educativa de la cual hablaba anteriormente.

Volviendo al tema principal de este trabajo, los paramilitares han sido históricamente estrechamente vinculados con el gobierno Colombiano y, como tal, ambos han sidos mucho más perjudiciales para el país que las guerrillas izquierdistas, ya que el gobierno es propiedad y está operado por elites acaudaladas, en cooperación con el gobierno de EE.UU. y sus duenos corporativos.


En pocas palabras, si los mismos colombianos no logran botar al régimen EE.UU., el Imperio hacia el norte continuará su proceso doloroso de desestabilización y saqueo de los recursos naturales de Colombia, un país que, a pesar de tanta pobreza y miseria, es rico en cuanto a recursos naturales y humanos.

Colombia jamás debía haber sido reducido a un país comprometido por la pobreza por tantos años, y lo hicieron con la ayuda tacita y bien organizada de un pequeñísimo grupo de elites del país en conjunto con los medios de comunicación corporativas. Seguirán así en perpetuidad si el pueblo lo permite y se niegan a defenderse.


Si más de 30 millones de colombianos no estuvieron siendo engañados en cuanto a las verdaderas razones de sus dolores, no hay duda de que responderían de manera revolucionaria a todo lo que está ocurriendo a sus espaldas. El gobierno colombiano, así como todos los gobiernos, debe existir para el beneficio de su pueblo, no al servicio de una pequeña fracción de la población y sus amigos hacia el norte cuyos deseos siguen siendo el saqueo voraz del país a expensas del bien común.

Tristemente, el sufrimiento y la miseria en Colombia continuarán en gran medida sin obstáculos hasta que el pueblo colombiano finalmente logra tomar posesión definitiva de su país y su sistema politico, restando control fuera de las manos corruptas de sus ciudadanos mas opulentos.

Esto no será una tarea fácil, dada la intensa participación del gobierno estadounidense en los asuntos colombianos, lo cual sigue siendo mucha más extensa que en los demás países de América Latina. Inquietantemente, la verdad es que la proporción de asistencia económica medida desde los Estados Unidos a los diferentes países del mundo depende directamente de la cantidad de recursos naturales y humanos que logran sacar de un país. Pues, la significancia real de este dato es de verdad muy triste en cuanto a Colombia en particular.

Lo bueno de todo esto es que el control que ha ejercido el gobierno de EE.UU. sobre América Latina durante casi dos cientos años está disminuyendo considerablemente con el pasamiento de los anos, con el desvanecimiento del imperio y su influencia a nivel global pero, particularmente, en Latinoamérica. Esperemos y oremos que este hecho funcione para el beneficio de un pueblo colombiano cálido y amistoso que, sin duda, es el activo mayor de este gran país de 47 millones de habitantes.


"Se realista; demanda lo imposible."

--Che Guevara


“La historia del mundo, al revés.”

--Eduardo Galeano


(Eduardo Galeano – No Vale La Pena Vivir Para Ganar, Vale La Pena Vivir Para Seguir tu Conciencia)
http://www.youtube.com/watch?v=ICsnSAyJABY&list=PLxqzxvSM60yC4dgiugPBOI_GRI-P_KDZk&feature=share


(Eduardo Galeano – La Historia Que No Nos Contaron)
http://www.youtube.com/watch?v=_UWq8Dd4wmA&feature=share&list=PLxqzxvSM60yC4dgiugPBOI_GRI-P_KDZk&index=6 


“Debo tratar de quebrar todos los clichés en cuanto a América Latina. Superpotencias y otros extranjeros han luchado por nosotros desde hace siglos en formas que no tienen nada que ver con nuestros problemas. En realidad todos estamos solos.”

--Gabriel José de la Concordia García Márquez 

                                  “Gabo”


“Las opiniones políticas e ideológicas de Gabriel García Márquez fueron formadas por las historias de su abuelo. En una entrevista García Márquez dijo a su amigo Plinio Apuleyo Mendoza ‘mi abuelo el Coronel era un liberal. Mis ideas políticas probablemente vinieron de él, para empezar, porque, en vez de decirme cuentos de hadas cuando era joven, el me regalería con cuentos horribles de la última guerra civil que los librepensadores y los anti-clérigos libraron contra el gobierno conservador.’ 
Eso influyó sus opiniones políticas y su técnica literaria para que ‘de la misma manera que su carrera de escritor inicialmente tomo forma en oposición consciente al status quo literario Colombiano, las opiniones socialistas y antiimperialistas de García Márquez están en oposición principiado al status quo mundial dominado por los Estados Unidos.’”

--Wikipedia


(Gabriel Garcia Marquez – “La Soledad de América Latina”)
http://www.youtube.com/watch?v=dDCz8iiNLAQ&list=PLxqzxvSM60yD_J0yAfiqadnxUAL686cjJ&feature=share&index=9 


“El también de vez en cuando le dijo a su nieto, ‘No puedes imaginar cuánto pesa un hombre muerto,’ recordándole que no había ninguna carga más grande que haber matado a un hombre, una lección que [Gabriel] Garcia Marquez más tarde integraría a sus novelas.”


--Wikipedia


(Plan Colombia – Cashing In on the Drug War Failure)
http://youtu.be/8EE8scPbxAI 


(Noam Chomsky – 10 Estrategias de la Manipulación Mediática)
http://youtu.be/4IDbm2xcxTQ 


(Democracia Social)
http://es.wikipedia.org/wiki/Socialdemocracia 


(El Modelo Nórdico - Versión Portugués)
http://pt.wikipedia.org/wiki/Modelo_n%C3%B3rdico




(Inside the Revolution: A Journey Into the Heart of Venezuela Documentary)
http://youtu.be/WXN5mWJbEQY 


(Noam Chomsky on Socialism)
http://youtu.be/K4Tq4VE8eHQ